Orquídea (a Jazz)

  • 0

La noche
abre polvorientos ojos,
y revela el hambre
enredada palabra


Pedaleando el grito
conteniéndote


Mi otra cara
pegada a las orillas,
al filo del pensamiento
cortado sonrisa en la boca


Exhalando el vaho
de tus vacíos,
el viaje de tu silencio
aquí,
al horizonte que te encarcela


Donde pendiendo de la conciencia
te resbalas de la boca


Y descendiendo de mi sombra
el frío
desnuda pétalos
a ojos abiertos


En un minuto desconocido
y feroz
respirando fábulas

Donde le explico a los huesos
el vaivén
de tu oficio abismante


Sonámbula en el espejo,
te abrazas al incendio
que la rigidez de mis nombres
propaga

Una fornicación parietal
sumergiéndote verso,
humedeciendo el eco
que me catapulta
a tu carencia,
el cuerpo que me nace
entre pistilos
degollando al invierno ….

No hay comentarios: