En batalla

  • 0

Hoy escribo
como una rebelión,
un borrón en mi cuaderno,
otro huérfano sentimiento
estancando dolor
en la tráquea

Y no soy yo
después de desvalijarme,
es una decadencia del ser
que se me imanta
hasta en los huesos

Una resolución de dominios
que se llevo a cabo
en el cerebro…

Sin instantes críticos,
sin otros colores
cuando me grita un violeta

No soporto observarme,
pendiendo de un quiebre,
de la fiebre
que consume buscarse
hasta ser cínico

Y no miento,
no me ensordezco,
no pierdo el pavor,
porque me oxidaría de llanto,
de batallas
en las latitudes más lóbregas
del derecho a oscurecer

No hay comentarios: