Acuarela

  • 0

Todo se desenvuelve
en una oleada agridulce,
traspasando los ejes
de una noción incuestionable,
aletargada a la piel


Decir lo que se esconde,
lo que se levita
en el terreno más profundo,
desorientando a la mesura
descolgada de la luz
que me une a tu vuelo


El tiempo desintegrándose,
y el recodo de tu tierra
girando en las coyunturas,
descendiéndome los quiebres
en un rigor de vida


Sanando las esperanzas
en lo inoportuno de tu rastro,
el tintineo de tus segundos
desanudando grises…


Sumergiendo la esencia
en un desvelo,
de regreso a un color
descansando en la lengua


Y no puedo callar a mis ojos
después de viajar a tus rieles,
descascararle el corazón
a la fortuna errante
y cazarte canciones


Es más un respiro
a tanto miedo,
una ola de luz
ondeándome celestes…

No hay comentarios: