Acechas

  • 0


Tu ausencia se postra en mi cama,
calcinándome las estancias,
abrigando de fuego mis caminos,
y se vienen de paseo a mis adentros
los latidos ocultos en las carencias
en los azules cánceres del olvido…



Mojo mis pies a orillas de tus ojos,
tocando tus espacios en mis dominios,
alcanzándote el horizonte con la lengua,
resbalando en las palabras de algún libro,
mientras en otro escondido universo,
me lanzo, sin alas, a tus abismos…



Te acaricio con el pensamiento
sin pretender traerte de vuelta,
aquel tren partió cabalgándome el alma,
abrazando los rieles del hastío,
Cuando, distraída, me remendaba el corazón…



Te balanceas en las orillas de mis deseos,
vienes y vas, viajando en las noches,
bailando con las sombras en las paredes,
mofadote de mis vacíos
desde las cruces del cementerio de esta historia…



Y revives en mis pertenencias,
colgado en las perchas del placard,
esperando a vestirme las emociones,
acechando mi piel con descaro…

No hay comentarios: