A Destiempo

  • 0

Es simple …

Te desconozco en la simpleza,
en el refugio de tus manos
anidando mi beso

Hoy,
un suspiro de abismo
llamea en los ojos,
desequilibrando al ciego
que perdió la batalla,
el vuelo,

Sin luz para el mundo,
sin tregua…

Olvidando el nido del silencio,
la oscura muerte
de la noche y sus lanzas,
como la última edad de mis voces
adoleciendo en la tráquea
de esta patria en la sangre

No hay comentarios: