Algún sepelio ...

  • 0
Los pasos se desbaratan,
se desmantela el latido,
y lo que se resbala en la boca
se incrusta en el pecho

Seguir taladrando tu nombre,
seguir desdibujando el murmullo,
sólo le resta cruces al día ...

La gravidez de tu cadáver
es una urgencia de abismo,
un grito encendido de llanto
siendo libertad desde un quiebre

Donde desamarrar angustias
se hace benigno,
y cavar tu tumba
en un verso,
aprisiona un cesar de ti,
lejos , subterráneo

No hay comentarios: