Un origen

  • 1

Las cosas no deberían tocar,
me humillan,
me arrojan a la orilla mas sucia,
a la humanidad indómita,
el vaho de la boca
de quien desespera,
el ojo escudriñando al miedo,
el cuerpo perdido,
hundido,
sumergido en lo funesto,
entre sílabas

Y me oigo
te oigo, los oigo,
y caemos aturdidos,
en un hábito de sombras,
como opacos,
adoleciendo pausas
vagabundas de vida,
de sangre, de hielo,
la puerta al vacío
acechándonos,
el abismo errático,
el ser …
oculto, muerto.

1 comentario:

No me creas dijo...

Pena, my swetty?
Anda, d�jalo ya, que se nos viene el 18 y todo es fiesta, aunque nosotras no, todo es fiesta y cuando no puedes contra elos... un�teles.