Des-anudarse

  • 3

La resolución absoluta de un incendio inadecuado,
se basa en la suma perfecta del tiempo y sus suburbios.

Si alguna vez la boca tropezó de espantos
o masculló alguna aguerrida palabra,
fue solo por inercia, fue solo el hilo
que hala la inocencia,
esa que se guarda todo momento,
expectante a tus ojos,
mirándome allá, bien lejos de mi mismo,
queriendo tocarte y tocarme,
.
Descubrirte
en el barniz viejo de tanto cuento,
en las pecas del muro
en el que solías deshojar las mañanas,
como rogándole a las nubes una lluvia de ideas,
un desvestir al tiempo
con los ojos acólitos del llanto,
al desmadejarse de obsesiones
porque se desconocen las ganas,
porque el que se nos va,
es el que ya no fuimos,
el que después de un porque de instancias,
se sienta a esperar la decadencia
de la melodía que se esconde bajo las uñas,
.
Bajo el lodo que nos inunda, que nos humedece
casi imperceptible y que nos hace humanos,
ese espacio de la vida que se avienta a la razón,
desconociendo esa inconsciencia deliciosa
que nos llena de tantos otros retratos,
de tantas otras piezas, este tumulto de vacios
que nos descompone o compone,
abrazando a la sombras,
la que se aletargan, se encarnan y gritan ,
como un abismo dentro de uno mismo,
un árbol enlazando sus raíces a falta de semillas.

3 comentarios:

Guillermo N. A. dijo...

-
Que raro... no pareciera que estas hermosas lineas te correspondan... pero claro... para bien o para mal, somos polifacéticos... lo que quiera que esto signifique... lo que quiera que esto implique...

T leo...

Saludos...

P. D. publiqué este poema tuyo en mi blog... con el crédito correspondiente, por supuesto...

Angélica dijo...

Hola Gia, un gusto venir a encontrarte a este sitio que tienes...

Sldos
A.

Santiago Paz dijo...

Hay que desatarse de los nudos que nos aprisionan. Y como dirían The Beatles, ser "free as a bird".


Beijos.


atte:
Paz