Animales de olvido

  • 1

En este rincón, el vacío,
la angustia arañando certezas
en alguna remembranza

Inflando su voz de súbito:
el filo de sus sus sílabas
gestando incendios en la lengua

Preñada de nuncas, de prontos y de-ciertos,
de calles sin nombres enlazando las manos:
un decir ayer casi inconcluso

1 comentario:

Santiago Paz dijo...

Tiene sabor a necesidad, a anhelo y a nostalgia.


Beijos, querida.


atte:
Paz