Libido

  • 1
Desde un rincón en la carne
prendo fuego a tu sílaba

Porque mi lengua
ya sabe el nombre de tu cuerpo,
y es mi boca
la que te descuelga del vacío

Ten en cuenta,
me desatas….

Hilas movimientos,
desde un hambre
que taladra tus manos

Ese vértigo de azares
destrozándome la pelvis

La espalda espigándose:
una ola enraizada
sucediéndose en el vientre

(on a leash)

1 comentario:

.].ëXh!B¡ç¡øN!§Ta.[. dijo...

Piel... Combinaciones violentas de boca, lengua y manos. La violencia de una necesidad, de un miedo, de un deseo.

¡Piel!, y es ahora, y es en ese despertar, en ESA hoguera... donde los movimientos son espontáneos, aferrándose a lo único certero en ese momento, impregnando huellas digitales en cada lunar para que no se olvide a quién se entregó...

¡Piel! ¡Ahora! Desde el lugar más recóndito, me muevo ondulante...

¡Piel! Y... ¿amor?



Fue una hermosa sorpresa leer su nombre en mi blog... debo admitir que lo he tenido muy abandonado, no he hecho las visitas que quisiera... Pero me tienes aquí, subyugada con tus palabras exactas y esas imágenes perfectas.

Un beso tibio.