u.

  • 1

Que pasa si digo que … me colmas de mi hasta los huesos. Que el reflejo en el espejo ya no me pertenece, que la luz que se come todas estas sombras, no es mas que esta palabra atravesada en la distancia, esa que a veces me tilda las tardes, con esa esencia tuya que es tan mía y tan estaca y tan ingrata.

Te conozco en la ausencia, en lo desconocido, en las ansias de buscarme en tus suburbios, hundida en el hambre que tiene tu hambre.

Retomo esta misiva, para contarte, que a veces me queda corta la elocuencia, y solo quisiera decirte (con los ojos), que me hablas y yo soy de ceniza. A veces hasta la puerta parece traerte, cuando se abre de golpe, cuando la abraza este viento que entra por la ventana.

1 comentario:

Serpiente de aura dijo...

hermoso poema, te extraño.