October

  • 6
Photo by Javier // ME


"La soledad sin pausa de la que otros beben
a la hora del cocktail
no es mi vaso es mi tumba, me la llevo a los labios,
braceo en ella hasta perderme de vista
entre su oleaje mórbido.
La soledad no es mi canario es mi monstruo
como si cohabitara con un asilo de locos"

Enrique Lihn


Siento que somos la misma mujer en el miedo,

la oscura indolencia con la que muerden los días,
que no es la inclemencia del olvido,
sino esta noche y el retorno:

rostros desde las lámparas,
encendiendo el único fuego en la memoria:

nuestro cuerpo,
un fruto en la frontera del tacto
_______________
A la otra.

6 comentarios:

Santiago Paz dijo...

Precioso.


Beijos.


Santiago.

Septiembre* dijo...

te dejo musiquita..

http://www.youtube.com/watch?v=JOhhYJf8I7E

Septiembre* dijo...

..dónde estás?

ven a mí..

Arquitextista dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Lenin Márquez© dijo...

Me gusta eso de que el cuerpo sea lo único salvable,por está vez...

Saludos de nuevo...

Arquitextista dijo...

Donde comienza el olor a nardo.