De visita

  • 5

La habitación
guarda un nombre entre sus muslos,
una palabra parecida a tu nombre
que recorre de arriba abajo esta casa,
incluso las cajoneras del placard
donde con celoso ademán
guardo nuestros colores

y recitar a Paz con la mano entre las piernas,
es buscar una palabra de agua
que humedezca la raíz de tu sombra:

el día parece esconder tu rostro entre la multitud
y encontrarte abrazado a algún verso
en alguna banca del parque,
es saber que estás …

pero ya oculto …
a la deriva …

5 comentarios:

Jaime antonio ツ dijo...

interesante
con las gotas perfectas de sensualidad y sesibilidad

me gusta cuidate

Santiago Paz dijo...

Wow!

Que sensual, que lúbrico suena leerlo. Me gustó. Me sorprendió. esta muy bueno.


atte:
Paz


P.S: ¿Cuál es el "Paz" que mencionas"? ¿Octavio o Santiago?

Kuhane dijo...

Octavio Paz pues! xD heheheh

menzo.

Moonchild dijo...

Coqueto =) Me gustó.

Manolete dijo...

El dia siempre esconde nuestros rostros y algunos pocos desesperados nos aferramos a algun verso traspasado por mi abuelo en alguna vereda morena del barrio chinganero.