Salida

  • 0
Lo que salió


El rostro sin esquinas
se mofa de algo en el espejo,
en los principios
que trae caer bajo la costumbre

Aquí, se descomulga lo impalpable
y los pies parecen pegarse al suelo,
pero como espinas
como espinas sobre espinas,
como la raíz absoluta del miedo

Es cuando el sobresalto,
el grito más agudo
de todo lo que forja la epidermis,
baja un color en la escala

Los huesos cargando otros huesos,
llevando una especie de frío
que deslinda los colores que abrazo,

La realidad oxidándonos de vacío,
la piel quedándonos desprendida,
la sangre sin mas puertas que un adentro

No hay comentarios: